viernes, octubre 12, 2007

Creatividad: griterío tecnológico


Escribir de creatividad en la publicidad chilena no es tan fácil. Saliéndome de la trinchera del publicista y pasando a la posición de consumidor me encuentro con un 90% de avisos televisivos, radiales o gráficos donde la creatividad pura casi no se ve.

Esos avisos frescos, relevantes, diferentes o tan memorables que a uno lo dejaban admirando el ingenio ya casi no los encontramos en la publicidad chilena. Para disfrutar un aviso creativo tenemos que recurrir a las piezas realizadas en Europa o Estado Unidos. Acá nos encontramos con avisos gritados, chillones apoyados por la infaltable gráfica computacional. Por eso les llamo “griterío tecnológico”. Aunque podría ser también “faranduleo publicitario” por la cantidad de rostros de la televisión que se usan. Así es fácil hacer publicidad.

Obviamente que la ejecución de los avisos son impactantes porque en eso ayuda la tecnología. Pero casi no se ve por ningún lado el talento creativo puro. La simpleza ingeniosa que maravilla por su concepción creativa. Por la búsqueda del ángulo diferente para mostrar un producto.

Me pregunto ¿Qué pasaría si escondemos los computadores de las agencias y le pasamos una hoja en blanco y un lápiz a los creativos? En creatividad la materia prima es el cerebro. El talento personal. El “compu” solo debería servir para dar excelencia y potenciar la ejecución, al final.

Entiendo que una parte importante de lo que se ve de la publicidad corresponde a las decisiones de los ejecutivos de marketing o comerciales de las empresas quienes son los que al final deciden. Ellos sólo están preocupados de los números, de los “compra y vende”. No les da para más. No saben reconocer que un aviso de excelencia creativa perdura en el tiempo y marca la diferencia en la mente de los consumidores.

Que gratificante es ver un aviso donde la simpleza creativa hace inolvidable un mensaje publicitario y eso, obviamente, perdura en el tiempo.


Luis Bassat, publicista español

4 comentarios:

esteban lob dijo...

Una vez más estamos plenamente de acuerdo, Herman. Me llamó la atención cuando el expositor del vídeo dice que el publicista llega hasta donde puede... pero que es el ejecutivo de la firma quién debe dar normas y decidir. Esa costumbre de estridencias múltiples que mencionas, hace que las tandas publicitarias de TV y hasta de radio sean consideradas cada día más como un estorbo para el televidente o auditor. El día que se analice qué hace el público en los minutos de las tandas, creo que se desvalorizaría bruscamente el producto. ¿Cuanta gente le presta atención?.

Un abrazo.

esteban lob dijo...

Algo más:
Acabo de leer en La Segunda que un experto es consultado por el periodista acerca de la televisión digital y la opción de varias frecuencias por canal, lo que podría significar-dice- que en vez de 6 programas de farándula simultáneos como sucede ahora... haya 36¡¡¡.
Esto es aplicable, creo, a la situación prublicitaria actual en que por todos los canales, a la misma hora "gritan" los mismos avisos.

ulic dijo...

ni con ese griterio tecnológico. Ver logos en 3d que se arman no lo considero griterio tek. Ver un mal retoque fotográfico para ahorrarse las lucas en hacer la foto no lo veo como un griterío. En mi caso cada uno de esos que me ha tocado hacer son parte de la verguenza que debo cargar cuando me preguntan: y tu, ¿en qué trabajas?

Herman Bustos dijo...

Amigos:
Cuando me refiero al griterio tecnológico me refiero a que la tecnología es una aporte al talento creativo. No lo es todo, como muchos creen. Pueden existir excelente trabajos computacionales que enriquecen lo que el cerebro ha creado.
Saludos