viernes, mayo 25, 2007

Comunicación padres e hijos



“Tú no me entiendes…”

Seguramente esta frase muchos padres la han escuchado de sus hijos o tú que ahora lees este blog alguna vez se la dijiste.

Padres, apoderados o profesores necesitan entender a los jóvenes, la generación de recambio: quiénes son, qué los motiva, qué piensan, qué buscan y a qué aspira esta nueva generación. Los cambios sociales y tecnológicos han incrementado brechas generacionales de todo tipo y las preocupaciones y expectativas de los jóvenes parecen ser cada día más lejanas de las de sus mayores.

Este dilema tan común me llevó a crear y dictar, junto a un sicólogo, un seminario llamado justamente: “•Tú no me entiendes”, intentando aportar mi experiencia en comunicación para que, con ciertos conocimientos, los padres puedan acortar la brecha y comprender a sus hijos.

El seminario, que he dictado en varios colegios, desde una óptica muy entretenida, va entregando los recursos para entender como relacionarse y captar el lenguaje, códigos y aficiones de sus hijos o amigos.

¿Usted sabe como comunicarse con jóvenes flaites, nerds, veganos, carreteros, chanas, punketas, góticos, celtas o skaters? Su hijo puede ser uno de ellos.

Finalmente, podemos afirmar que los jóvenes que hablan abiertamente con sus padres son menos propensos a consumir drogas y alcohol y son más responsables en su sexualidad.

El seminario lo puedo dictar en colegios o instituciones.

3 comentarios:

Ratopado Ras Tafari Makonen dijo...

Muy interesante este tema y creo que hoy es algo a lo cual se le debería dar mayor importancia.
Los padres creen que sus hijos son felices con el Playstation, el computador o el mp4.
Sin embargo, olvidan que los niños necesitan comunicarse con sus padres y, lo más importantes, claman por que los entiendan y que comprendan sus procesos.

Mi sobrina siempre me dice esto: "me carga cuando hago una pregunta y me responden: eres muy chica para entender".

El camino es abrirse, ser más humildes y reconocer que los adultos podemos aprender de los niños.

Estoy de acuerdo contigo cuando dices que aquellos hijos que se comunican de mejor forma con sus padres, posiblemente tendrán una mejor sexualidad y no caerán en evasiones como el consumo regular de drogas, alcohol, el cigarro y otros (Ej.- drogas modernas como la televisión, el celular, estar todo el día con los audífonos en las orejas).

Saludos!

Herman Bustos dijo...

Hola Raimundo:
Gracias por tus comentarios. Como tu dices...no se le da mayor importancia... Comunicarse es clave para una vida óptima..Comunicarse comienza por escuchar. Que bueno que a alguien le interese porque parece que no me han pescado mucho con el tema.

Saludos
Herman

Ratopado Ras Tafari Makonen dijo...

Herman,

Pasa que a muy pocos les interesa desarrollarse como personas, como pareja, como hijos, como amigos, como padres, como hermanos, etc.

Creen que juntándose a tomarse unas cervezas o dándose regalos mutuos todo está bien.

Para mí, el asunto va por otro lado y se trata de CONVERSAR en profundidad. Más vale calidad que cantidad y, por eso, es preferible verse de cuando en cuando, pero que sean encuentros de real peso e importancia.

Y a los hijos, bueno, hay que escucharlos, pero muchos padres tienen ese viejo sello del: "soy tu papá, soy mayor que tú y mando". Esa relación padre-hijo basada en el concepto jefe-empleado no resulta.

Hay que saber escuchar y ser escuchado. Lástima que a pocos les interese.

Le hago una aseveración: si en su próximo comentario incluyera la foto de alguna mujer conocida en bikini, topless o desnuda y si lo titula con palabras llamativas, le aseguro que su blog se llenará de visitas y respuestas.

Dan ganas de hacer la prueba, pero no, aquello sería caer en la misma toxicidad que tanto inunda los medios de hoy.

Saludos!